Cosas que puedes hacer para iniciar a los niños en la lectura

Cosas que puedes hacer para iniciar a los niños en la lectura

A través de nuestro Sistema Nacional de Niños Escritores hemos iniciado en la literatura a miles de pequeños soñadores a lo largo y ancho de Venezuela. Sin embargo, nuestros esfuerzos podrían verse potenciados si desde los hogares del país los padres aplicaran algunas prácticas que incentivaran a los niños a leer.

Hoy compartimos con ustedes algunos datos que podrían crear el hábito de la lectura en sus hijos:

  1. Da el ejemplo

La disciplina se crea con el ejemplo. Si los niños ven que los adultos están leyendo constantemente, hay más posibilidades de interesarlos. Cosas sencillas como verlos leyendo el periódico los hará entender que es bueno dedicar tiempo para leer un poco.

  1. Háblales de libros

Cada vez que hayas leído algo interesante cuéntales qué te pareció. No importa si fue un libro o un artículo. Verán tu emoción y se sentirán atraídos por esto. Y si los pequeños han leído algo, pregúntales cómo van y si les está gustando.

  1. Ofreceles libros que se ajusten a su capacidad y gustos

Traten de conseguir juntos libros de temáticas que le llame la atención. Además, compra sólo aquellos que encajen con el nivel de lectura que tienen.

  1. Aprovecha la tecnología

Si no puedes contra ellos, únete. Es lo mejor que puedes hacer con la tecnología porque privarlos de ella no es una solución. Por ejemplo podrías darle un lector de libros electrónico con una selección interesante de títulos y basarte en lo que él o ella ven en la televisión para definir qué le gustaría.

  1. Lean juntos

Cuando ya puedan leer oraciones completas dedica unos minutos antes de dormir para turnarse leyendo una historia.

  1. Visiten la librería o la biblioteca

Cuando vayas de compras pasa por una librería de forma casual para ver si los niños se interesan por algo. También puedes visitar la biblioteca cada cierto tiempo y participar en actividades para los más pequeños. Con todo esto ellos notarán que muchas otras personas disfrutan de los libros.

  1. Deja que ellos decidan

No trates de obligarlos a leer algo que no quieren porque lo sentirán como un castigo. Deben tomarlo con gusto, no lo contrario. Permite que él o ella escoja qué libros quiere leer y cuándo quiere hacerlo. Si tienes entre manos un niño que no ama la lectura, debes ir poco a poco para que no huya aún más de esta actividad.

  1. Respeta sus ritmos

Cada persona lee a su ritmo, ya sean niños o adultos. Algunos toman un libro y lo devoran en pocas horas, otros tardan meses en terminarlo. Deja que tu hijo desarrolle su propio estilo sin presión.

  1. Crea un área para leer

Tener un sitio acogedor donde poderse relajar con libros por doquier es fabuloso para todos. Se puede crear algo así en casa para que los niños exploren en su propio tiempo.

  1. Inventa un libro propio

No solo se van a divertir, sino que podrán colorear, escribir historias, expresar lo que sienten y ser creativos.

Más información en SuperPadres.com