La Casa Uslar Pietri frente a la remoción de retratos del Expresidente Chávez de la AN

La Casa Uslar Pietri frente a la remoción de retratos del Expresidente Chávez de la AN

El pasado 6 de enero hicimos pública una foto en la que se ve a Arturo Uslar Pietri retirando un cuadro de Marcos Pérez Jiménez que se encontrada en Miraflores. Fue parte del desmontaje de un régimen personalista por el regreso de la institucionalidad. Uslar así lo hizo. No fue una «ventolera» sino que las instalaciones oficiales no pueden ser un garito de megalomanía. Los símbolos patrios son tres: la bandera, el escudo y el himno. Y los próceres militares y civiles deben ser honrados jamás llevados a altares cargados de cursilería barata que al final tiene el propósito de justificar, valiéndose de una deformidad histórica, formas de totalitarismo que terminan en el «bajante» de la historia. Por ello, el desmontaje ordenado por el Presidente de la Asamblea Nacional, Ramos Allup, es correcto. Fue la misma intención que tuvo Uslar al ordenar bajar los cuadros de Pérez Jiménez puestos en el Palacio de Miraflores, el mismo 23 de enero de 1958.

dictacua

 

La historia tras la fotografía 

Tras firmar una carta de intelectuales que solicitaban el término de la dictadura, Arturo Uslar Pietri fue detenido el 12 de enero de 1958 y llevado a la Cárcel Modelo de Caracas. Días después, cuando Marcos Pérez Jiménez sale huyendo del país el 23 de enero, Uslar les solicita a sus carceleros que lo dejaran libre porque sabía que podía ser más útil en otro lado. Al obtener la libertad, se fue de inmediato a Miraflores donde encontró a Larrazábal, quien presidiría la nueva Junta de Gobierno. “¿Qué van a hacer ustedes? Si van establecer una dictadura no cuenten conmigo”, preguntó Uslar para dejar las cosas claras. Luego de conocer las intenciones de los militares, colaboró en la redacción del Acta de Instalación del Gobierno.

Una anécdota curiosa de ese día fue lo sucedido con un retrato del dictador encontrado en el palacio presidencial. “Saqué del cuarto de edecanes en donde estábamos un retrato de Pérez Jiménez y lo llevé al patio de Miraflores y tiré el retrato contra el piso y se volvió pedacitos”.